Cómo elegir el mejor tipo de cortina

En la decoración del hogar también podemos jugar con el efecto de la luz natural, filtrando su intensidad para crear ambientes relajantes.

Cortinas diseñadas para completar la decoración, a la vez que nos aíslan y protegen del exceso de radiación solar, además de mantener la intimidad del hogar.

Cortina veneciana de láminas de aluminio sirven para graduar la intensidad de la luz que dejamos pasar. Dan un aspecto moderno y profesional, así que están indicadas en oficinas aunque últimamente se están instalando también en cocinas. Láminas de aluminio de 16 mm, 25 mm y 50 mm de ancho.

La versión Veneciana de Madera queda muy elegante en ambientes de estilo natural, creando una atmósfera acogedora y cálida.

Se ofrece en una amplia gama de colores barnizados en combinación con la cinta. Las láminas son de 25 mm o de 50 mm de ancho. También se puede regular la entrada de la luz. Están rematadas con una galería del mismo color que la madera de las láminas.

 

Gracias a los nuevos tejidos técnicos “Sreen” y “Mermet”, se amplían las posibilidades en la decoración de ventanas. Destacamos que son fáciles de limpiar, y que con los distintos grados de apertura dejan pasar mayor cantidad de luz y, sobre todo, rechazan hacia el exterior gran parte de la radiación solar, con lo que conseguimos reducir bastante la temperatura interior, con el consiguiente ahorro de energía.

Estos tejidos se aplican a las cortinas de láminas verticales que cubre grandes ventanas, dejando pasar mayor o menor cantidad de luz según se vaya regulando la apertura de las láminas.

También se fabrican en lamas de aluminio, en PVC e incluso en madera, acorde con cada ambiente.

 

Si el espacio es pequeño, la cortina plisada nos da una elegancia a la vez que suaviza tamizando la luz. Inspirada en lo oriental, tiene distintos grados de oscurecimiento y te portege de las miradas.

 

 

Los estores son las cortinas plegables con tejidos de algodón o lino que mejor filtran la luz en tu casa.

Con varillas y contrapeso, la cortina queda perfectamente tensada sin arrogas y manteniendo unos pliegues regulares y uniformes.
Sin varillas y caída libre, una forma ondulada que da un aspecto más natural y desenfadado.

 

Con el panel japonés, que son unas tiras anchas de arriba abajo que se deslizan sobre un carril de 2 o más vías. Recomendado en grandes ventanales o balcones, mantiene la intimidad y deja pasar gran cantidad de luz exterior. Podemos aplicar los tejidos técnicos Screen para un mayor aislamiento térmico.

 

 

La cortina enrollable es la solución más funcional que se adapta a todas las estancias. Con el accionamiento manual a cadena pero también tienes la comodidad que ofrecen los motores “Somfy”, accionados con mando a distancia.

Con la cortina enrollable con cajón aumentamos el grado de opacidad pues cierra todos los huecos con las guías laterales. Pensada para habitaciones donde no nos debe molestar la luz. Tenemos tejidos opacos que dan un oscurecimiento total.
La versión DUO enrollable lleva 2 tipos de tejidos que se manejan con un único mando. Pensada para combinar 2 tejidos y así poder regular la intensidad de la luz, dando prioridad a uno de ellos.

 

Luz Mágica es la cortina que regula la entrada de luz con unas franjas horizontales que se van superponiendo unas a otras, de manera que se consigue un mayor o menor grado de opacidad. Efecto noche-día, en función de como y cuanto subamos la cortina, obtendremos efectos luminosos con mayor o menor contraste.
La cortina enrollable mini, tipo visillo se coloca en el marco de la ventana, recomendada en espacios mínimos. Tanto si es en una ventana o balcón de madera, aluminio, pvc, el montaje se hace directamente sobre el marco.

 

También tienes la posibilidad de personalizar tu cortina mediante la estampación digital, la impresión por serigrafía o utilizando vinilos. Para hacer realidad la idea que tienes en mente.

 

En la línea más tradicional están las cortinas de barra o con riel, con unos tejidos suaves que aumentan la luminosidad en el hogar. Sencillas y elegantes, las puedes lavar y volver a colocar.

La cortina plana sin frunce es la más informal de todas, con la caida de tela sin patrón, dando un aspecto etéreo y desenfadado a la estancia. cortina riel techo fruncida

La cortina frucida o a palas, deja marcado el el pliegue en la tela, dando un aspecto de más unidad en el conjunto de la habitación.

cortina riel techo fruncida

la cortina de onda perfecta, como su nombre indica, hace la onda del pliegue más perfecta que las anteriores. El resultado es un ambiente muy sereno.

cortina rien techo onda perfecta

Cortina con Ollados. Desliza a través de la barra. cortina con barra y ollados

Todas las cortinas se fabrican a la medida de tu ventana o balcón, y en un plazo de 10 días.

Me interesa y lo quiero compartir.